jesana motilva cerámica
Cuenco terminado

Cuando me llamaron del colectivo Asalto para participar en algo taaaaaan guay, fuí de cabeza… ¡Of course!

La primera vez que hacía cerámica, y en un taller tan molón como «Se ha hecho trizas..» con el objetivo de concienciar en la lucha contra el hambre. La experiencia fue lo más, me lo pasé genial y pude ilustrar un cuenco y una baldosa probando varias técnicas diferentes.

Pensé en que el cuenco tuviera dos caras que al girarlo cambiaran, bajo esta reflexión:


Título: Ojos abiertos
Se lleva lo fácil. Es fácil no ver que hay personas en el mundo que mueren por desnutrición. Están a kilómetros de distancia y es fácil cerrar los ojos y continuar como si ese problema no existiera.El cuenco ilustrado girando simboliza las dos opciones que hay, como si de la «elección del camino correcto» se tratara. Cerrar los ojos y continuar como si nada o abrirlos y ver que la desnutrición y todos los problemas que conlleva a su alrededor tienen solución, sólo hay que mirar y querer colaborar.

Como veis, el resultado fue muy guay y junto a los trabajos de los demás artistas quedó una exposición muy especial.

Leave A Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *